Inicio Noticias Economia Precio de los Útiles Escolares por Las Nubes!

Precio de los Útiles Escolares por Las Nubes!

754
Compártelo en

El Presupuesto familiar queda con seriedad comprometido con listas modestas que cuestan entre veinte y cuarenta bolívares, aseveran representantes.

El comienzo de clases se ha transformado en una pesadilla para los progenitores en la busca del dinero para abonar las matrículas, adquirir los útiles y uniformes escolares. “Me vi obligada a pedir un adelanto de mis posibilidades sociales. Tengo 3 hijos que están en primaria y entre zapatos, textos, cuadernos, colores y otras cosas que me solicitaban, mi ingreso y el de mi esposo no alcanzaba”, contó una empleada pública que solicitó no mentar su nombre.

En suma, las 3 listas que le solicitaron en el instituto público en Caracas, donde estudian sus pequeños, aparte de los uniformes de diario y gimnasia y los zapatos, le demandaron más de noventa bolívares. “Fui a la feria escolar del gobierno y en los cuadernos ahorré bastante, no obstante no fue suficiente”.

Marisela Yépez contó que agotó el límite de la tarjeta de crédito en la adquisición de textos, útiles y los uniformes, que le costaron treinta bolívares. “Los zapatos, y no son de marca, los adquirí después y gasté otros doce bolívares. Por el instituto, su papá anula todo el año escolar de una vez al inscribirlos”, agregó Yépez, profesional y madre de un pequeño que está en preescolar y otro en sexto grado.

La semana pasada, el Ejecutivo ordenó que las clases de preescolar, primaria y bachillerato comiencen el catorce de septiembre, lo que ha puesto a correr a los progenitores con los muchachos en bachillerato. “El año pasado las clases empezaron en el mes de octubre y eso me dio más tiempo para adquirir los útiles”, afirmó L. G., padre de 2 adolescentes, que debió pedir un préstamo para cubrir el costo de los artículos escolares.

En Carabobo, múltiples progenitores señalaron que apelaron a las tarjetas de crédito, puesto que la vuelta a clases ha descuadrado el presupuesto familiar.

Escasez y carencia. Los progenitores no solo encaran el impacto de la inflación sobre los implementos escolares y la matrícula, en el caso de los institutos privados. La escasez de textos y otros artículos educativos lleva a los representantes a periplos por librerías, tiendas y ferias.

L. Scarcioffo, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Educativa y Materiales de Oficina, declaró recientemente: “En promedio el ámbito tiene quince por ciento de inventario, lo que nos hace temer que septiembre va a ser un mes bien difícil y octubre asimismo”.

Añadió que la poca cantidad de insumos con la que cuentan las compañías ha llevado a ciertas factorías a inmovilizar líneas de producción. A la situación se agrega que la subasta del Sistema Complementario de Administración de Percibes para el ámbito de los útiles escolares, ordenada por el Ministerio de Comercio y prevista para junio pasado, aun no se ha concretado a una semana del comienzo de clases.

“He recorrido 5 librerías y en la sexta fue donde logré 3 de los 4 textos que precisa mi hijo que pasó a cuarto grado. Gasté más de tres mil quinientos bolívares”, afirmó una madre que solicitó no refererir su nombre mientras que visitaba una librería en el centro de Caracas

En el Sambil de la C. está la feria escolar del gobierno, donde la gente pernocta y hace largas colas para adquirir con la expectativa de ahorrarse la mitad del costo de la lista. Los cuadernos cuestan ochenta y ciento treinta los normales y doscientos ochenta los de espiral, mas solo dejan llevar seis unidades por persona, al paso que en las ferias de Altamira y Chacao su adquisición es ilimitada, no obstante los costos están entre trescientos ochenta y quinientos cincuenta bolívares el normal y de seiscientos cincuenta a novecientos quince bolívares el de espiral.

En Carabobo, Josefina H., madre de 2 pequeños, afirmó que gastó más o menos cincuenta bolívares por cada uno de ellos, incluyendo la inscripción en el instituto, los uniformes y los cuadernos y libros, si bien todavía están incompletas.

“Un par de zapatos vale entre ocho mil y doce bolívares y te solicitan los negros y los blancos de deportes. Un pantalón ronda tres mil quinientos bolívares como asequible. Yo adquirí en el mes de julio los cuadernos en cuatrocientos y ya aumentaron”, recordó H..

En una feria escolar en Naguanagua, P. M. afirmó: “Solamente una caja de colores cuesta entre mil ochocientos y cuatro mil bolívares y eso que es acá donde se logran un tanto más baratos”.

“Gasté cuatro mil ochocientos ochenta y seis en la lista de útiles de preescolar y faltaron las resmas de papel que cuestan más de tres mil cada una. Además de esto, gastamos en un pantalón de mono y una franela 2.850; por fortuna los zapatos se los regalaron”, señaló A. Karina Cabrera. En la lista escolar asimismo le solicitaron papel del váter, curitas, toallitas húmedas y acetaminofén para el botiquín de la cruz roja del salón.

“En el caso de mi hijo cada libro cuesta entre mil doscientos y mil novecientos bolívares. Por fortuna, un primo le va a dar 3, mas todavía no acabamos de llenar la lista, los uniformes, los zapatos, por el hecho de que la inscripción nos dejó cortos de presupuesto”, contó Victoria L. al salir de una librería en la avenida Bolívar de Valencia. Su hijo estudia en un instituto privado y se acordó abonar una mensualidad de seis.000 bolívares hasta diciembre y desde enero nueve mil bolívares.

“Tengo 3 años trabajando en una feria escolar y he sentido que ha bajado la venta. El año pasado por esta data estábamos full. La mayor parte de los clientes del servicio se llevan todo cuanto le solicitan en la lista, mas siempre y en todo momento piden lo más económico”, notificó E. R., vendedora.

Fuente: El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here